martes, 3 de agosto de 2010

VIKINGS EN CORDOBA?

Estimados alumnos, como todos sabemos, las poblaciones originarias de Escandinavia (Noruega, Suecia y Dinamarca principalmente) fueron conocidos como vikings y tomaron gran notoriedad por aterrorizar el territorio europeo alrededor del siglo VI al XI.
(Algunos sostienen el término viking, viene le frase "Vik in", que significa "bahía adentro", refiriéndose así a sus desembarcos, pero en líneas generales, este término se convirtió en sinónimo de "Hombre del Norte").
Estos sujetos, aventurados marineros y excepcionales guerreros, establecieron un régimen fatal y fue sin duda su conversión al cristianismo el único modo de atemperar sus tan rudos hábitos belicosos.
Triste o no, su destino al cabo del tiempo fue el ser absorbidos por la cultura de las regiones que tan feroz y eficazmente conquistaron.
El medio de transporte marino utilizado por los vikingos en sus incontables incursiones, eran las "drakkars" (llamadas así porque las proas y popas de sus naves estaban adornadas con cabezas de dragón).
Estos hombres del norte, fueron la última de las tribus bárbaras llamadas germanas por los romanos y que causaron tanto pánico en Europa debido a su tan mentada ferocidad y a su crueldad.
Sería justo decir que los vikingos, además de buenos guerreros, también eran diestros artesanos, marineros, exploradores y comerciantes.

Colonización vikinga en América, una tramo interesante de su historia...

Los vikingos llegaron a explorar algunas áreas del Atlántico Norte, que incluían la isla de Groenlandia y parte de la costa de América del Norte, a partir del siglo X. Aunque la colonia vikinga en la isla helada de Groenlandia pudo haber durado casi 500 años, los asentamientos en la verdadera Norteamérica fueron pequeños y poco duraderos por lo que en ningún caso se desarrollaron colonias en el territorio continental americano.
Conocido es que la llegada de los vikingos a América es habitualmente considerada como una afirmación provocativa que cuestiona la tradicional atribución a Cristóbal Colón de ser el primer europeo en llegar a tierras americanas.
Actualmente se confirmaría que han llegado hasta la isla de Terranova con los descubrimientos de L'Anse aux Meadows, mas no que hayan pisado el continente americano. El asentamiento vikingo de pequeña escala L'Anse aux Meadows en la isla de Terranova, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es el único vestigio real que los nórdicos habrían dejado en territorio norteamericano.
El objetivo de los vikingos al llegar a América fue sobre todo el dominio de las rutas de navegación y el cobro de derechos para la venta en Europa de animales y otros bienes.
Las sagas nórdicas (los dos textos vikingos del siglo XIII), son la primera fuente escrita europea en la que se hace referencia a América, particularmente son la Saga de los groenlandeses escrita en el año 1200, y la Saga de Erik el Rojo, escrita en el año 1260.
En estos textos se mencionan cuatro regiones americanas a los que los vikingos ponen nombre:
Groenland (Tierra Verde),
Helluland (Tierra de Arroyos),
Markland (Tierra de Bosques) y
Vinland (Tierra de Viñedos).
En lo que a Vinland respecta, los vikingos iniciaron la exploración al oeste de Groenlandia a los pocos años de establecerse los asentamientos en la isla. Bjarni Herjólfsson, un mercader que navegaba entre Islandia y Groenlandia, perdió el rumbo, llegando a un territorio mucho más al oeste. Herjólfsson describió el territorio a Leif Eriksson, quien exploró el área con mayor detalle y fundó un pequeño asentamiento, llamado Leifbundir. Según estas leyendas tres áreas separadas fueron descubiertas durante esta exploración: Helluland, que significa "Tierra de la piedras planas"; Markland, territorio cubierto por bosques (algo que interesaba a los colonos de Groenlandia, región escasa de árboles); y Vinland, que estaba algo más al sur de Markland. Fue en Vinland donde se estableció el asentamiento descrito en las sagas.
Dicho sea de paso, los asentamientos de Leif no prosperaron y los pobladores combatían debido a la escasa población femenina que participó en la expedición; también se cuenta que tuvieron conflictos con la población local de pueblos originarios, a quienes los vikingos llamaban Skraelings, que posiblemente fueran algonquinos.
Conclusión de la aventura, el asentamiento fue abandonado tras pocos años. Los vikingos de Groenlandia recordaron la existencia de tierra al oeste, y continuaron abasteciéndose de madera desde Markland. El último viaje debió ocurrir hacia el siglo XIV.
Durante muchos años, se dudó de la autenticidad de las sagas, hasta que en 1837, el arqueólogo danés Carl Christian Rafn describió los indicios de asentamientos vikingos en América del Norte. En la década de 1960 se comprobó la base histórica de las sagas al excavarse un asentamiento vikingo en Leifbundir (L'Anse aux Meadows) en Terranova. Sin embargo, la ubicación exacta de las tierras descritas en las sagas todavía no está clara. Muchos historiadores identifican a Helluland con la isla de Baffin y a Markland con las costas del Labrador. La ubicación de Vinland es mucho menos clara. Algunos piensan que los asentamientos de L'Anse aux Meadows son el asentamiento de Vinland descrito en las sagas; otros, basados en descripciones en las sagas, consideran que Vinland debía ser un territorio mucho más cálido que Newfoundland, y la ubican más al sur. Todavía quedan incógnitas sobre la colonización vikinga en América que sólo serán resultas definitivamente de encontrarse nuevas evidencias arqueológicas.
El tema no es menor para los habitantes de origen noreuropeo del EEUU, puesto que de alguna manera se legitima la presencia en tan extensos territorios, lo cual sni duda, no es poca cosa.

¿VIKINGOS EN CORDOBA?

Esta es la parte más jugosa del relato.
Resulta que algunos estudiosos creen que los petroglifos de América del Sur son símbolos de escritura al estilo de las runas (por ejemplo en Nazca en Perú, Brasil, Paraguay y Córdoba (Argentina)) que mostrarían que los vikingos tuvieron contacto con algunos algunos pueblos originarios.
Pregunto: ¿Será por eso que nuestros gauchos argentinos, en las alturas místicas, en la medida que pasa el tiempo, son representados con tanto aire germanico? Bahh.
También se ha considerado que otras runas encontradas en América del Norte (por ejemplo las runas de Kensington, la Torre de Newport y los runas de Oklahoma) fueron hechas por poblaciones descendientes de los vikingos.
Los runólogos de Escandinavia y otros países, gente con aires de cierta seriedad, generalmente no aceptan esta hipótesis como prueba de la colonización de Escandinavia en América, sino que son más bien una prueba de la calidad y diversidad del arte prehistórico de América. Cosa por demás lógica.
Para terminar con este tema, parece que existe un mapa vikingo de América del Norte, conocido como el mapa de Vinland, cuya edad es tema de debate. Se considera que fue elaborado a partir de las exploraciones y muestra posiblemente partes de la costa de Groenlandia que han estado cubiertas de hielo durante los últimos 700 años.
Corolario, de haber existido tales descrubrimientos -cosa que no niego ni afirmo-, los mismos pasaron sin pena ni gloria por las páginas de la historia. Caso contrario al descubrimiento de Don Cristobal, por supuesto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Discurso sobre las Penas de Manuel de Lardizabal y Uribe