jueves, 22 de julio de 2010

INCUNABLES: Biblia de 42 líneas (también conocida como Biblia de Gutenberg)


INCUNABLES

Estimados alumnos: de que se habla cuando se dice que un libro es un incunable… Muy bien el termino “INCUNABLES” viene latín, inucunabula, y hace alusión concretamente a aquella persona en los primeros años de la vida: “el tiempo de la cuna”.

En esta inteligencia se hizo un uso figurado del concepto aplicado a los libros, refiriéndose entonces a 'libros de los tiempos de cuna de la imprenta'. Esto es para todo libro impreso antes de 1501.

Se calcula que fueron unas 40.000 ediciones en unas 1.000 imprentas, entre las que aparecían las de Caxton, Jenson, Manutius y Johann Gutenberg (1397-1468), el primer europeo que usó tipos movibles y a quien se adjudica la invención de la imprenta en 1463 en Estrasburgo, aunque el trabajo lo desarrolló en Mainz. Los incunables muestran el desarrollo de la tipografía en su período de gestación.
En sus orígenes los incunables no tenían portada, sus caracteres eran en letra gótica, y las palabras aparecían con numerosas abreviaturas, como los códices. Posteriormente fueron evolucionando y se fueron introduciendo cambios en los caracteres.

Podemos encontrar también los términos protoincunable – referente a los libros impresos entre 1472 y 1480- y post-incunable –los impresos a partir del siglo XVI, que han sido clasificados erróneamente como incunables-.
El primer impreso español que se conserva es el Sinodal, impreso por Juan Párix de Heildelberg (Johannes Parix) en 1472, que contiene las actas de una reunión celebrada en Segovia. Entre otros incunables muy valorados podemos destacar la Biblia (impresa en Valencia en 1478) y la primera edición de La Celestina de Fernando de Rojas (sin fecha ni lugar de impresión).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Discurso sobre las Penas de Manuel de Lardizabal y Uribe